Biomagetismo

El desajuste entre el medio natural, el medio social, el organismo y la conducta humana, tienen consecuencias psicosomáticas negativas, que se manifiestan a nivel físico como enfermedades y alteraciones conductuales.

Las células tienen minúsculas propiedades biomagnéticas, cada célula, tejido, órgano y sistema, así como las sustancias químicas asimiladas o  desechadas producen su propia energía magnética, es por ello que los campos de energía de los diferentes órganos no permanecen estáticos sino que están sujetos a variaciones producto del estado de actividad y descanso o debido a influencias externas como son la entrada al cuerpo de sustancias en forma de comida o bebida, o la exposición a fuentes magnéticas naturales o artificiales.

Beneficios

Debido a las propiedades de los imanes, a las respuestas corporales y a sus efectos es que se utilizan en medicina, actuando en el organismo humano de diferentes maneras:

  • Estimulan los puntos de acupuntura y meridianos, es por ello que pueden ser utilizados especialmente para aliviar el dolor, así como en el caso de desgarres y estirones.

  • Influyen positivamente en las células sanguíneas debido a que magnetizan al núcleo de hierro de las moléculas de hemoglobina.

  • Aceleran la asimilación de sales, debido a la magnetización de los iones metálicos.

  • Tienen influencia sobre los impulsos nerviosos, por lo que pueden utilizarse como anestésicos.

  • Propician el equilibrio entre el anabolismo y el catabolismo.

  • Desconfiguran los campos magnéticos de los microorganismos patógenos, debilitándolos o causándoles la muerte, por lo que se recomienda su aplicación en el caso de enfermedades infectocontagiosas.

Se recomienda como complemento para el tratamiento de enfermedades físicas y psíquicas, como migrañas, depresión, trastornos alimentarios, angustia, ansiedad, dolores menstruales (dismenorrea), fibromialgia, colon irritable entre otros. 

Consultas y reservas directamente por mensaje al wsp +56951255436